lunes, 21 de mayo de 2012

La mente: Campo de batalla donde se resuelve nuestra vida cristiana III



1-      Habíamos llegado a las siguientes conclusiones en los dos estudios anteriores.
a-       El propósito primordial y más importante de Dios en la vida de sus hijos es que Cristo viva plenamente en ellos. Ver Efesios 5:18  “Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu…”
Nota: Sed llenos del Espíritu Santo es una orden, está en imperativo, no es una sugerencia. Algunos afirman que está en imperativo pero de modo continuo (gerundio), es decir: “Estad siendo llenos del Espíritu….”, dando a entender dinamismo y continuidad. Sería: “Estad siendo llenos del Espíritu Santo a cada momento….”. Otros traducen “Llenaos…..”.
b-       En la vida del cristiano que vive en la plenitud de Cristo predominará el dominio por medio del Espíritu Santo por sobre las circunstancias exteriores.
c-       Dios no negocia con ninguna falta o pecado en nuestras vidas nunca.
d-       Dios no acepta nuestros pecados nunca y a su vez trabaja para que nos alejemos de ellos, para que nuestros egos mengüen y para que Cristo crezca en nosotros.
e-       En toda obra de la carne o tentación interviene un factor externo, aunque sea en un pensamiento, ya que este pensamiento referirá a una imagen de algo que esta fuera y que es deseable.
f-        Preferimos la mente de Cristo antes que nuestra mente carnal.
g-       Hay fortalezas que se levantan en contra del conocimiento de Cristo.
h-       ¿Quiere usted  agregar alguna opción que según su criterio no fue dicha?
No

2-    Posibles obstáculos:
a-       La mirada hacia fuera cuando hacemos algo incorrecto al modo de Adán y Eva. Génesis 3.
b-       La comparación con otros, con lo que otros hacen o hicieron. Ver:
Josué 24:14  Ahora, pues, temed a Yahvéh y servidle con integridad y lealtad; apartaos de los dioses a los que sirvieron vuestros antepasados al otro lado del río y en Egipto, y servid a Yahvéh. 24:15  Y si os parece mal servir a Yahvéh, escoged a quién habéis de servir: a los dioses a los que sirvieron vuestros antepasados al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis. Yo y mi casa serviremos a Yahvéh.
En la última frase Josué planta bandera independientemente de lo que hagan los demás.
Dios no trabaja con nosotros por comparación con nadie. Lo hace como si fuéramos su único hijo/a además de su Unigénito Hijo Jesucristo. Ver parábola de las diez vírgenes o la de los talentos en la que cada uno responde personalmente y por lo que se le había dado; Mateo 25. O ver también la respuesta de Jesucristo a Pedro cuando este se compara indirectamente con Juan en Juan 21: 20-22
c-       Creer que tenemos derechos que la Palabra de Dios no nos otorga. Quizás nos hayan hecho algo malo verdaderamente, pero…¿Esto justifica una mala acción de nuestra parte? Mi ego sale como si fuera una especie de súper – héroe queriendo hacer justicia. Una característica del ego que actúa como súper- héroe es que busca justicia a favor de sí mismo, en forma ego-ista. No hay en esta forma de acción, amor, ni misericordia, ni nada que sea de Dios. Sin embargo mi ego dice: ¡Estoy en todo mi derecho!, o Satanás le dice antes: ¡Estás en todo tu derecho!
Ejemplo personal: Cada vez que me surge un enojo me viene a la mente el siguiente versículo: Santiago 1:20  “porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.”
d-       La vagancia espiritual, más teológico sería la apatía espiritual. Palabra muy cercana a apostasía o negación de la fe, pecado imperdonable.
e-       Ignorar la Palabra de Dios. No saber que la mente es un campo de batalla entre dos pensamientos antagónicos.
Oseas 4:6  Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote; como has olvidado la ley de tu Dios, yo también me olvidaré de tus hijos.
Isaías 55:8  Pues mis pensamientos no son los vuestros, y vuestros caminos no son mis caminos.
55:9  Porque como el cielo es más alto que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos que vuestros pensamientos.
f-        Saber y no querer ponernos a disposición de Dios para que nos transforme, aquello que se llama consagración. Cuando esto ocurre habrá lucha interior permanente hasta que haya entrega. Quizás nunca haya entrega y el cristiano viva en la carne, con sus designios personales. Es peligroso, Dios obra en aquellos que se consagran.
g-       Tener un sentido de justicia propia que contradiga a la Palabra de Dios y aún permanecer en ella. ¿Aceptaríamos a Saulo de Tarso al modo que lo hizo Bernabé en la congregación? Quizás la respuesta sea no, pero a la luz de la Palabra de Dios en todo caso sería mejor el silencio que el juicio.
h-       Ideas preconcebidas. Tener un punto de partida en nuestros pensamientos que son curiosamente las mismas conclusiones a las que queremos llegar.
i-         Desechar la utopía por utópica, es un acto de conformismo con el ego, y es desoír los continuos llamados de Cristo a superarnos por el poder de Dios en nosotros. Mateo 5:46  Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen también lo mismo los recaudadores de impuestos? 5:47  Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis más que otros? ¿No hacen también lo mismo los gentiles? 5:48  Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.
Esto es acomodar el cristianismo al mundo o a nuestra mente, el Camino inverso que Dios propone en la vida de sus hijos. Recordemos que en Isaías 55: 8 la Biblia asocia pensamientos a caminos. Sean estos de Dios o los nuestros. Nuestros pensamientos determinan el curso y la meta de nuestra vida. 
j-         Hay miles de otras situaciones que se desprenderán de la vida diaria.

3-    Soluciones

a- Nuevo Nacimiento
Para que exista una solución desde nuestro interior debemos primero ser hijos de Dios. 
El no creyente no tiene acceso a esto hasta que no tenga al Espíritu Santo por medio del arrepentimiento de sus pecados y fe en Cristo.   
Jesús decía: “Es necesario nacer de nuevo”. Si no hay nuevo nacimiento no hay posibilidades de victoria en el plano espiritual porque quien no ha nacido de nuevo está bajo condena y destituido de la gloria de Dios.

Juan 3:5  Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.
3:6  Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
3:7  No te asombres de que te haya dicho: "Os es necesario nacer de nuevo."

Romanos 3:23  por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios…
Solución:
Juan 1:12  Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre, 1:13  que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios.

b-      Oración
Una lucha básica en la mente del cristiano tiene que ver con uno de los puntos esenciales de la vida cristiana: La oración.
Sin oración es imposible que haya una vida cristiana victoriosa.
Todo cristiano será atacado por Satanás en esto.
Habrá desgano, pensamientos tales como “la vida es igual si no oras”, “ya oraste lo suficiente”, “no se logra nada con la oración”, etc.
Esto es un claro ejemplo y básico ejemplo del obrar de Satanás en la mente:
Hay dos pensamientos en lucha:
1-       Satanás dice: “la vida es igual si no oras”, “ya oraste lo suficiente”, “no se logra nada con la oración”, etc. ¿Son estos mis pensamientos? Me atrevería como creyente a decir ¿ya oré lo suficiente? Si la respuesta es afirmativa es que mi mente concuerda con la de Satanás plenamente y estaría muy comprometido en mi vida de fe.
2-       Dios dice en su Palabra:  Efesios 6:18  Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;
1Tesaloniocenses 5:17  orad sin cesar;

¿A quién responderemos? La mente se presenta como un campo de batalla
Como Adán y Eva tuvieron soberanía sobre sus propias vidas, así nosotros en este tipo de decisiones.

Algo también muy básico y elemental es que para orar y leer la Biblia tendremos que tener un espacio y un tiempo separados especialmente para dichos fines. Esto requiere pensar el lugar y en qué momento. Es recomendable saber que esto requiere trabajo, que no es gratis y que más de una vez no tendremos ganas de congregarnos, ni de orar, ni tampoco de leer la Biblia, pero…. Mateo 16:24  dice: “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.
16:25  Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.”

c-       Biblia
Habíamos visto que Israel había errado el camino por falta de conocimiento. La mente de Cristo no son pensamientos que vienen de la nada, no son pensamientos que llegan cuando estamos en trance, ya que en primer lugar no creemos en trance alguno. La mente de Cristo está expresada en la Biblia y dependerá nuestra vida del conocimiento que nosotros tengamos de Ella y de los principios que la rigen.
Ejemplo concreto:
Alguien que no es hermano de confianza, ni pariente ni amigo pide a un cristiano que le  salga de garante.
1-       Pensamiento del infierno: ¡No podes ser tan insensible!
¡¿Y vos sos cristiano y le decis que no a este pobre hombre?!
2-       Pensamiento de la Mente de Cristo (nunca contradice a la Biblia):
 Proverbios 11:15  Ciertamente sufrirá el que sale fiador por un extraño, pero el que odia salir fiador está seguro.
Una vez más la solución está a nuestro alcance, en la Mente de Cristo que nos llevará a la Biblia como referencia en el 101% de las posibilidades.
d-      Congregarse:
Este es otro de los ataques de Satanás más comunes y contundentes.
1-       Pensamientos de Satanás: Exponga por favor opciones u ofertas de Satanás para no congregarnos.
a-        
b-
c-
d-
  
2-       Pensamiento de la Mente de Cristo: Hebreos 10:23  Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es el que prometió; 10:24  y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, 10:25  no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros , y mucho más al ver que el día se acerca.
Cristo dejó a la iglesia como su cuerpo siendo Él mismo la Cabeza. Supongamos que nadie obedece a su orden de congregarnos, todos somos cristianos sueltos e independientes por el mundo. No existiría iglesia, no existiría tampoco el cristianismo. No tendríamos muy probablemente tampoco un mensaje de fe y esperanza para este mundo ni para el venidero. El mensaje de Cristo, está dependiendo de alguna forma de que nosotros nos congreguemos.  No congregarse es una vez más una expresión del ego que se cree que individualmente puede mantenerse en la fe de Cristo, quien nos ordena congregarnos. O lo que es peor, implica un desinterés en el mensaje de Cristo, y en su propia vida y destino espiritual. Yo puedo, dice el ego. O en otras ocasiones dice “Yo no puedo”, que viene a ser verdaderamente “Yo no quiero”. Por otra parte iglesia significa, los que se congregan en el Nombre de Cristo.

e- Paz interior 
Nada que provenga del Espíritu Santo carecerá de paz. Paz es uno de los componentes del fruto del Espíritu Santo. Busca la paz y síguela dice el consejo bíblico en boca del apóstol Pedro. 

1Pedro 3:11 apártese del mal y haga el bien; busque la paz y sígala,



Está claro que la oración, el conocimiento y la lectura diaria de la Biblia, y el congregarse son IMPRESCINDIBLES  para nuestra vida de fe.
No hay vida cristiana de fe medianamente normal sin estos tres pilares que se afirmen en el Fundamento que es Cristo


Exponer todos los casos en los que Satanás puede entrometerse en nuestros pensamientos sería un trabajo tedioso y prácticamente interminable.
Así que expondremos mecanismos que son comunes a todos sus ataques a nuestra mente.

1-       Watchman Nee habla de tres áreas en las que el cristiano cede terreno.
a-       Una mente no renovada
b-       Aceptación de las mentiras propuestas por Satanás
c-       Pasividad

a-       Una mente no renovada
Efesios 4:17  Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente, 4:18  entenebrecidos en su entendimiento, excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón; 4:19  y ellos, habiendo llegado a ser insensibles, se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas. 4:20  Pero vosotros no habéis aprendido a Cristo de esta manera, 4:21  si en verdad lo oísteis y habéis sido enseñados en El, conforme a la verdad que hay en Jesús, 4:22  que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, 4:23  y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente, 4:24  y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

Dice Nee: “La salvación que está enraizada profundamente en nuestro ser tiene que ser “obrada” gradualmente. Una falta seria entre los cristianos hoy es el no percibir la necesidad de que su mente sea salvada….Sí, su renovación (de la mente) es la obra de Dios (fue hecha en la Cruz de Cristo), pero el despojarse de sus hechos –la negación, el abandono- de nuestro viejo órgano del pensamiento, eso lo tenéis que hacer vosotros.”  “El hombre espiritual, volumen III”, pagina 56.  La aclaración en los paréntesis y las palabras en negrita son nota del autor del presente trabajo.

b-      Reconociendo las mentiras, falacias o pensamientos que nuestro ego apaña.
1-       TODO PENSAMIENTO DEBE SER EXAMINADO A LA LUZ DE DIOS. TODO PENSAMIENTO QUE SEA CONTRARIO A ÉL DEBE SER ELIMINADO O SUPRIMIDO DE SU CABEZA.
2-       Las mentiras de Satanás apañan a nuestros egos, justifican acciones ego-istas y niegan la Biblia, SIEMPRE.
3-       Se requiere para esto conocimiento de la Biblia y sus principios, que son básicos y de fácil comprensión. Si recién se inicia en la vida cristiana, se recomienda comenzar con los Evangelios, Proverbios y las cartas del Nuevo Testamento.
4-       Orar pidiendo Luz de Dios
5-       Obedecer a la Biblia negando TODO pensamiento que se levante en su contra y llevándolo cautivo a obedecer a Cristo.
2Corintios 10:5  destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo,

c-       Pasividad
1-       Nada que afecte al hombre puede ser realizado sin el consentimiento de su voluntad. (Nee, “El hombre espiritual”, Volumen III, pagina 62)
2-       La mente funciona como el espíritu, son una especie de músculo. Si no lo ejercitamos se vuelven flácidos, pierden fuerzas.
3-       Alguien que ha caído en pasividad, por ejemplo en la oración diaria durante mucho tiempo tendrá un duro camino de regreso. Un buen ejemplo sería el llamado “hijo pródigo”, su retorno fue muy costoso además de innecesario ya que nunca debió irse de la casa de su Padre. Salir de una situación de pasividad requiere mucho empeño, es mejor no entrar en esto.


Conclusiones finales a cargo de todos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada