domingo, 28 de diciembre de 2008

La caída del hombre y la esperanza en Dios

La caída del hombre y la esperanza en Dios.
El plan B.


Objetivos generales

• Que el lector vea que cada relato de la Palabra de Dios da testimonio de Jesucristo
• Que el lector llegue a un proceso de fe y acción en cada uno de los relatos presentados
• Que el lector tenga una noción general de la Biblia en un sentido histórico y geográfico que lo posicione para poder interpretarla en el contexto en el que fue escrita para aplicarla en el día de hoy de la mejor manera posible

Versículos centrales


3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.


Enseñanzas centrales

• Adán y Eva cayeron en el huerto del Edén donde todo era agradable y confortable
• Pecado es esencialmente desobediencia
• Amar es elegir
• Jesús profetizado en Génesis 3: 15 venció obedeciendo


Objetivos específicos

• Pecado es desobediencia
• Satanás tienta con cosas buenas y agradables
• Satanás trabaja de afuera hacia adentro
• Dios trabaja de adentro hacia afuera
• Amar a Dios es obedecer a Dios y a su Palabra
• Amar es elegir
• Jesús eligió amar a Dios y al mundo

Pasajes bíblicos

Génesis 2.

Dios ordena no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal.

Génesis 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.
2:16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.


Génesis 3

Génesis 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?
3:2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;
3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.
3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; (Ver Génesis 2: 17) “mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”
3:5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto , y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella .

3:7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.
3:8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.
3:9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?
3:10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.
3:11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?
3:12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.
3:13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.
3:14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.
3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.
3:17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa ; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.
3:18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.
3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás .
3:20 Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.
3:21 Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.
3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida , y coma, y viva para siempre.
3:23 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado.
3:24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.


Preguntas al texto:


1- ¿A quién representa la serpiente ? Compare con la nota al pie.







2- ¿Cómo califica el versículo 1 a la serpiente?




3- ¿Usted cree que Satanás es un enemigo a respetar? ¿Su astucia puede engañarnos?




4- Hay autoridad para reprenderlo en nuestro propio nombre.


a. Sí
b. No
c. No se
d. Otra opción que se le ocurra




5- Según el siguiente pasaje de Judas en la nota al pie : ¿Podemos nosotros atrevernos a maldecir a Satanás o a reprenderlo en nuestro propio nombre?

a. Sí
b. No
c. No se

¿Podemos pedirle en fe a Dios que lo reprenda?

a. Sí
b. No
c. No se


6- ¿Qué quiere poner en duda la serpiente (Satanás)? Pueden ser correctas más de una opción, una o ninguna.


a. La intervención en la vida de Adán y Eva no hacía falta
b. La Palabra dada por Dios a Adán y Eva
c. La orden o mandamiento dado por Dios
d. La autoridad de Dios
e. Otra opción que se le ocurra


7- ¿Qué quiso hacer la serpiente (Satanás) con el ego (yo) de Eva?

a. Que se ubique en el lugar que Dios le había dado
b. Destruirlo
c. Robarle su destino
d. Que se ubique en el lugar de Dios
e. Que se someta a Dios
f. Que Eva sea su propio dios
g. Otra opción que se le ocurra


8- La libertad de elección (libre albedrío) es un valor:

a. Importante
b. Más o menos importante
c. Imprescindible
d. Me resulta indiferente
e. Me molesta decidir
f. No se
g. Otra opción que se le ocurra


9- Aceptar a Jesucristo como Señor de nuestra vida es:


a. Una obligación
b. Una posibilidad
c. No se lo puede rechazar
d. Una decisión
e. Es el destino de cada uno
f. No se
g. Otra opción que se le ocurra


10- ¿A usted le gusta que alguien lo ame porque no le queda otra, es decir, que alguien lo ame por obligación? Le gustaría que su esposa/o le dijera: “Yo te amo porque no me queda otra.”

a. Sí
b. No
c. Me da lo mismo
d. No se
e. Otra opción que se le ocurra



11- Según dijo Jesús en el evangelio de San Juan 14: 21, citado en la nota al pie ¿Cómo se demuestra el amor a Dios?

a. Sintiendo
b. Cantando alabanzas
c. Obedeciendo sus mandamientos con hechos concretos
d. Llorando
e. Prometiendo
f. Hablando en lenguaje evangélico
g. Siendo religiosos


12- ¿Qué promete Dios a los que le obedezcan?

a. Castigarlos
b. Un auto cero kilómetro
c. Derramar amor
d. Derramar de su Presencia
e. Una cuatro por cuatro
f. No tener problemas nunca
g. No tener aflicción nunca
h. Hacer morada con el Padre Dios bendito en nosotros pecadores arrepentidos



13- ¿Es bueno echarle la culpa al otro de algo que nosotros decidimos hacer mal?

a. Sí
b. No
c. A veces sí



14- ¿Duele?
a. Sí
b. No
c. Mas o menos
d. Nunca lo hice


15- ¿Tiene Satanás poder para obligar al hombre a hacer algo contra su voluntad? ¿Por qué?

a. Sí
b. No
c. No se


16- ¿El pecado y sus consecuencias son responsabilidad de Dios, del hombre y la mujer o de Satanás?

a. Dios
b. El hombre o la mujer
c. Satanás
d. Otra opción que se le ocurra

17- ¿Es bueno echarle la culpa al otro de algo que nosotros decidimos hacer mal?

a. Sí
b. No
c. A veces sí



18- ¿Duele?
a. Sí
b. No
c. Mas o menos
d. Nunca lo hice


19- ¿Tiene Satanás poder para obligar al hombre a hacer algo contra su voluntad? ¿Por qué?


a. Sí
b. No
c. No se


20- ¿El pecado y sus consecuencias son responsabilidad de Dios, del hombre y la mujer o de Satanás?

a. Dios
b. El hombre o la mujer
c. Satanás
d. Otra opción que se le ocurra



Preguntas auxiliares


1. ¿Si Dios nos creaba sin la posibilidad de elegir amarlo, como si fuéramos robots hubiésemos podido amarlo verdaderamente?

a. Sí
b. No


2. ¿Usted eligió amar a Dios aceptando a Jesús como su único Señor y Salvador?

a. Sí
b. No

3. ¿Cuál de todas las opciones anteriores prefiere usted?


a. Sí
b. No
c. No sé
d. Lo voy a pensar


4. Si eligió c, d y g ¿Cree que es esto suficiente o hace falta algo más?


a. Es suficiente
b. No es suficiente
c. Es más que suficiente

5. Afirmación: Después del pecado aparecen el miedo, la vergüenza, la desnudez, el terror.


a. Verdadero
b. Falso

6. ¿En qué versículos se observa lo apreciado en el versículo anterior?




7. Se acuerda que una de las conclusiones que sacamos la lección anterior era: La voluntad de Dios es siempre amor en armonía y en paz, así era la creación antes de la caída.




8. ¿Es bueno hacerse cargo de aquellas cosas que uno mismo hace mal?





Posibles mapas del huerto del Edén


“Y salía un río de Edén para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro cabezas.
El nombre del uno era Pisón; éste es el que cerca toda la tierra de Havila, donde hay oro;
y el oro de aquella tierra es bueno; hay allí también bedelio y piedra cornerina.
El nombre del segundo río es Gihón; éste es el que cerca toda la tierra de Etiopía.
Y el nombre del tercer río es Hidekel; éste es el que va hacia el oriente de Asiria. Y el cuarto río es el Éufrates. “Génesis 2:10 - 14

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada