domingo, 28 de diciembre de 2008

El arca de Noé (I)

Objetivos generales

• Que el lector vea que cada relato de la Palabra de Dios da testimonio de Jesucristo
• Que el lector llegue a un proceso de fe y acción en cada uno de los relatos presentados
• Que el lector tenga una noción general de la Biblia en un sentido histórico y geográfico que lo posicione para poder interpretarla en el contexto en el que fue escrita para aplicarla en el día de hoy de la mejor manera posible

Versículo central

Enseñanza central
• Nuestra consideración hacia el mundo en el que vivió Noé relacionando dicha perspectiva a la visión que tenemos del mundo hoy
• Ser imitadores del ejemplo loco (según el criterio del mundo) de Noé


Objetivos específicos

Dejar como mensaje que:

• Corrupción y violencia van de la mano.
• El juicio de Dios es y será el mismo.
• La importancia de la obediencia.
• Obediencia es acción.
• El testimonio es importante: Noé fue testimonio y a su vez juez.

Pasaje bíblico

Génesis 6:1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,
6:2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas .
6:3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre , porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.
6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.
6:5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal .
6:6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.
6:7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.
6:8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.
6:9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.
6:10 Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet.
6:11 Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.
6:12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.
6:13 Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.
6:14 Hazte un arca de madera de gofer ; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.
6:15 Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura.
6:16 Una ventana harás al arca , y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.
6:17 Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.
6:18 Mas estableceré mi pacto contigo , y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo.
6:19 Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán.
6:20 De las aves según su especie, y de las bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie entrarán contigo, para que tengan vida.
6:21 Y toma contigo de todo alimento que se come, y almacénalo, y servirá de sustento para ti y para ellos.
6:22 Y lo hizo así Noé ; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó .

Preguntas al texto

1- Según el versículo 5 ¿Qué prevalecía en la tierra en aquellos tiempos?


a. La paciencia
b. La bondad
c. La maldad
d. La indiferencia
e. La mentira
f. La felicidad

2- Si Dios se arrepintió (versículo 6) ¿Quiere decir que antes se equivocó?

a. Sí
b. No
c. No se
d. Si su respuesta es a ó b ¿Por qué?


3- ¿Qué consecuencias trajo la corrupción en la tierra según el versículo 11?

a. Envidia
b. Felicidad
c. Placer
d. Injusticia
e. Violencia

4- Según su opinión, ¿corrupción y violencia van de la mano?

a. Sí
b. No
c. No se
d. Si respondió a ó b ¿Por qué? Fundamente por favor







5- ¿Cómo aprecia usted al mundo hoy en relación a los últimos 20 años?


a. Más pacífico
b. Más violento
c. Más corrupto
d. Más justo
e. Alguna otra respuesta que se le ocurra




6- ¿Qué opina de las afirmaciones que figuran en la nota al pie ?




7- ¿Qué podemos hacer como creyentes? Escriba libremente aquello que usted crea posible hacer con ejemplos específicos.




8- En 2 Pedro 2: 1 – 5 se relaciona a los falsos maestros y mercaderes del Evangelio con el diluvio y la condenación. ¿Usted cree que esta relación es casual?

a. Sí
b. No
c. No se
d. Si su respuesta fue a ó b ¿Por qué? ¿Puede argumentarlo por favor?



9- ¿Usted cree que estos falsos maestros y mercaderes del Evangelio están dentro de la iglesia visible en estos tiempos como grandes líderes?

a. Sí
b. No


10- ¿Cree usted que la interpretación de la Biblia es algo que la Iglesia local tiene que practicar en correcciones mutuas o piensa que es responsabilidad del pastor, apóstol, líder o de algún iluminado?



11- Cuestione la siguiente afirmación: Cuando Noé empezó a construir el arca parecía un loco porque no caía ni una gota de agua.


a. Verdadera
b. Falsa
c. No se


12- Ahora analícela a la luz del siguiente pasaje bíblico. “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvaría; y por esa fe condenó al mundo y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.” Hebreos 11:7


13- ¿La fe es una cosa pasiva o se hace realidad con acciones bien concretas? Responda esta pregunta basándose en lo que Noé hizo con la aprobación de Dios según el relato.

a. Es pasiva
b. Se hace realidad con acciones bien concretas


14- Cuestione la siguiente afirmación: Jesús comparó su segunda venida repentina con el diluvio. La expectativa y esperanza del creyente es por la fe y debemos perseverar en ella hasta el fin digan lo que digan. Así que si nos llaman locos por tener tal esperanza es que estamos en buen camino, no desmayemos.

a. Verdadero
b. Falso
c. No se

Datos útiles
EL MUNDO DEL ANTIGUO TESTAMENTO


1. Monte Ararat Lugar donde, según la tradición, reposó el arca de Noé (Gén. 8:4). Se desconoce la ubicación exacta.

ARCA

1. El arca de Noé evidentemente tuvo por objeto ser nada más que un depósito flotante, que medía, si consideramos que el codo tenía unos 46 cm. Centímetro(s) (* Pesos y medidas), alrededor de 150 x 25 x 15 metro(s) (Gn. 6.15). Es posible leer ‘juncos’, por, ‘nidos’ en Gn. 6.14, sin interferir con el texto consonántico, lo que nos daría el sentido de que los componentes de madera de gofer estaban unidos y calafateados con juncos, y que luego se terminó toda la armazón con brea (* Asfalto). Si bien podemos tomar la declaración en 6.16 (literalmente, “la harás inferior, segundo y tercero”) en el sentido tradicional de describir tres pisos, también es posible entender que indica tres camadas de troncos atravesados, interpretación que concordaría bien con una construcción de madera, juncos y brea. El arca tenía también una abertura en el costado, y una shar, término que no se ha podido comprender bien, pero que en la mayor parte de los casos se considera que significa una abertura para la luz, que corría en derredor de la barca un poco por debajo del techo.

El arca descansó “sobre los montes de *Ararat” (Gn. 8.4), o, según los babilonios, sobre el monte Nisir (“Salvación”) en el NONO noroeste de Persia. Todavía no se han podido confirmar los esfuerzos realizados para encontrar los restos del arca y comprobar su existencia mediante fragmentos de madera encontrados al EE este (punto cardinal); elohísta de Turquía, compárese J. A. Montgomery, The Quest for Noah’s Ark, 1972).

2. Quizás se pueda caracterizar el arca de Moisés (heb. hebreo teµbaÆ, Ex. 2.3–6) como una versión de la de Noé en miniatura, pero de tamaño suficiente como para contener a un niño pequeño. Estaba hecha de juncos (goµme', * Papiros), y fue sellada con asfalto (hmaµr) y brea (zefet_, * Asfalto), y dado que fue necesario abrirla (Ex. 2.6), parecería que estaba, probablemente, al igual que el arca de Noé, completamente cerrada.

Bibliografía.A. Heidel, The Gilgamesh Epic and Old Testament Parallels, 1949, pp.pp. página(s) 232–237; F.. Ullendorf, VTVT Vetus Testamentum 4, 1954, pp.pp. página(s) 95–96.

T.C.M.T.C.M. T.C. Mitchell, M.A., SubDirector del Departamento de Antigüedades Asiáticas Occidentales, Museo Británico, Londres, Inglaterra.

NOÉ
El último de los diez patriarcas antediluvianos, y héroe del *diluvio. Era hijo de Lamec, quien tenía 182 (Pentateuco samaritano, 53; LXXLXX Septuaginta (vs. gr. del AT), 188) años de edad cuando nació Noé (Gn. 5.28–29; Lc. 3.36).

a. Nombre

La etimología de este nombre, noµah, es incierta, aunque muchos comentaristas lo relacionan con la raíz nwh, ‘descansar’. En Génesis (5.29) se lo asocia con el verbo nh(traducido “aliviar” en °vrv2°vrv2 Versión de Reina y Valera, rev. 1960 y “consolar” en °vm°vm Versión moderna (hecha por H. B. Pratt), eds. rev. 1929), con el que quizás se relaciona etimológicamente; aunque esto no es necesariamente indispensable según el texto. El elemento nhaparece en nombres personales amorreos y en el nombre Nahmizuli que figura en un fragmento hurrita de la épica de Gilgamés descubierto en Bogazkoy, la capital hitita en Asia Menor. La LXXLXX Septuaginta (vs. gr. del AT) registra la forma Noµe, como en español.

b. Vida y carácter

Noé fue hombre justo (Gn. 6.9, séÆq), cuya justicia fue producto de su fe (He. 11.7, heµ kata pistin dikaiosyneµ, lit.lit. literalmente “la justicia conforme a la fe”), y disfrutó de íntima comunión con Dios, como lo indica la expresión “caminó con Dios” (Gn. 6.9). También se lo describe como sin falta entre sus contemporáneos (Gn. 6.9; “perfecto en sus generaciones”), los que habían descendido a un nivel moral muy bajo (Gn. 6.1–5, 11–13; Mt. 24.37–38; Lc. 17.26–27), y a ellos les pregonó justicia (2 P. 2.5), aunque sin éxito, como lo demostraron los acontecimientos subsiguientes. Lo mismo que los otros patriarcas primitivos, Noé fue bendecido con largura de años. Tenía 500 años de edad cuando nació su primer hijo (Gn. 5.32), 600 cuando sobrevino el *diluvio (Gn. 7.11), y falleció a la edad de 950 años (Gn. 9.28–29). Según la interpretación más aceptable de Gn. 6.3, juntamente con 1 P. 3.20, cuando Noé tenía 480 años de edad Dios le informó que iba a destruir al hombre de sobre la faz de la tierra, pero que daría un tiempo de gracia de 120 años, durante el cual Noé debía construir un *arca, en el que habría de salvar a su familia más cercana, y a una selección representativa de animales (Gn. 6.13–22). Fue durante este lapso, probablemente, que Noé se dedicó a predicar, pero no hubo arrepentimiento, y llegó el *diluvio, que destruyó a todos excepto a Noé, sus tres hijos y las cuatro esposas (Gn. 7.7; 1 P. 3.20).

Después del diluvio Noé, quien probablemente había sido granjero hasta ese momento, plantó una viña (Gn. 9.20; “y Noé, el labrador, comenzó y plantó una viña …”, es la traducción que debe preferirse) y, embriagándose, se comportó de forma indecente en su tienda. *Cam, al ver a su padre desnudo, informó a sus dos hermanos, quienes lo cubrieron, pero es probable que Canaán, el hijo de Cam, hizo algo que se consideraba irrespetuoso a su abuelo, porque Noé, al despertar, lo maldijo (Gn. 9.20–27).

c. El pacto de Dios con Noé

El pacto que se menciona en Gn. 6.18 podría interpretarse como salvación para Noé a condición de que construyese el arca y posteriormente la ocupase, condiciones que fueron cumplidas por él (v.v. versículo(s) 22). Por otra parte, podría ser que este pasaje se refiera simplemente al pacto que Dios estableció con Noé después del diluvio, y que selló confiriendo un nuevo significado al arco iris (Gn. 9.9–17; cf.cf. confer (lat.), compárese Is. 54.9). Las aspectos principales de este pacto son que fue instituido enteramente por Dios, que tenía alcance universal, pues era aplicable no solamente a Noé y su simiente después de él, sino a todo ser viviente, que era incondicional, y que era para siempre. En este pacto Dios dispuso, por su propia y libre benevolencia, nunca más destruir toda carne por medio de un diluvio.

d. Descendientes

Noé tuvo tres hijos, *Sem, *Cam, y *Jafet (Gn. 5.32; 9.18–19; 10.1), que nacieron antes del diluvio, y lo acompañaron en el arca. Se nos dice que después del diluvio, partiendo de ellos “fue llena toda la tierra” (°vrv2°vrv2 Versión de Reina y Valera, rev. 1960, Gn. 9.19), o “se propagaron [los hombres] por toda la tierra” (°nbe°nbe L. Alonso Schökel, J. Mateos, Nueva Biblia Española, 2ª eds. 1977). Sus descendientes se desparramaron por una amplia zona, y en la tabla de las *naciones de Gn. 10 se da cuenta de algunos de ellos.

e. Paralelos cuneiformes

En los relatos del *diluvio que han sido conservados en acádico el nombre del héroe es Utana-pistim, que corresponde al nombre Ziusuddu en un relato sum. de comienzos del 2º milenio a.C.a.C. antes de Cristo, que probablemente haya servido de base para las versiones acádicas. Aunque en la versión principal de la lista de reyes sumerios solamente se nombran ocho gobernantes antes del diluvio, a los cuales no pertenece Ziusuddu, otros textos mencionan diez gobernantes, de los cuales el décimo es Ziusuddu, a quien se le atribuye un reinado de 36.000 años. Lo mismo se encuentra en un relato más reciente en gr.gr. griego escrito por el sacerdote bab.bab. babilónico, babilonio Beroso, cuyo héroe diluviano, Jisutros, es el décimo de sus gobernantes prediluvianos.

Bibliografía. °J. Murray, El pacto de gracia, 1976; W. Keller, Y la Biblia tenía razón, 1958, pp.pp. página(s) 38–55; B. M. Ubach, “Noé”, °EBDM°EBDM Enciclopedia de la Biblia (en 6 t(t).), dirigida por A. Díez-Macho y S. Bartina, 1965, t(t).t(t). tomo(s) V, cols. 539–540; G. von Rad, El libro del Génesis, 1977.

J. Murray, The Covenant of Grace, 1954, pp.pp. página(s) 12–16; E. A. Speiser, Mesopotamian Origins, 1930, pp.pp. página(s) 160–161; H. B. Huffmon, Amorite Personal Names in the Mari Texts, 1965, pp.pp. página(s) 237–239; E. Laroche, Les noms des Hittites, 1966, pp.pp. página(s) 125; T. Jacobsen, The Sumerian King List, 1939, pp.pp. página(s) 76–77 y n.n. nota 34; F. F. Bruce, NIDNTTNIDNTT C. Brown (eds.), The New International Dictionary of New Testamento Theology, 3 t(t)., 1975–8 2, pp.pp. página(s) 681–683.

T.C.M.T.C.M. T.C. Mitchell, M.A., SubDirector del Departamento de Antigüedades Asiáticas Occidentales, Museo Británico, Londres, Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada