lunes, 29 de diciembre de 2008

Dios de Abraham (I)

Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob

Además, Dios dijo a Moisés:
Así dirás a los hijos de Israel: “Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros". Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.
Éxodo 3:15

“Abraham es el Standard, por cierto, pero entre él y el reino de Israel están otros dos. El instrumento corporativo se logra por medio de los tres. Cuando Dios es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, y cuando su pueblo le conoce como tal, entonces el reino viene.
” Texto tomado de “Transformados en su semejanza”, Watchman Nee, pagina 54.

Dios de Abraham

Objetivos generales

• Que el lector vea que cada relato de la Palabra de Dios da testimonio de Jesucristo
• Que el lector llegue a un proceso de fe y acción en cada uno de los relatos presentados
• Que el lector tenga una noción general de la Biblia en un sentido histórico y geográfico que lo posicione para poder interpretarla en el contexto en el que fue escrita para aplicarla en el día de hoy de la mejor manera posible

Objetivos específicos

Dejar como mensaje que:

• Corrupción y violencia van de la mano
• El juicio de Dios es y será el mismo
• La importancia de la obediencia
• Obediencia es acción


Versículos centrales


13:8 Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos(1) , entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos.
13:9 ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda(2) .

13:12 Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma(3) .

13:14 Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira(4) desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente.
13:15 Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
13:16 Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.


Enseñanzas centrales
• Dios se duele de las diferencias entre sus hijos. El hombre que vive en Dios, en este caso Abraham, no pone sus ojos en las cosas materiales, ni en el poder del dinero, ni en la manipulación por medio del conocimiento, ni en que su nombre figure en ninguna vidriera
• El hombre que vive de acuerdo a la voluntad de Dios evita todo altercado con sus hermanos en la fe
• El hombre carnal, en este caso Lot, busca poder y los “mejores beneficios”. Esto siempre cuesta caro (a todos pero más al que haga una mala elección) y así como se obtuvo contra la voluntad de Dios alguna “ventaja”, al final del camino se llega con las manos vacías(5) .
• La codicia evidencia del dominio del ego es devastador y se paga caro.
• Todos sabemos cuando estamos ejerciendo decisiones de codicia en nuestras vidas.

Objetivos específicos

Dejar como mensaje que:

• Es desagradable para Dios que haya discusiones entre sus hijos
• Hay que evitar todo altercado
• Dios hará justicia siempre
• No todo vale lo mismo
• Aquello que aparentemente es mejor, pero que no es voluntad de Dios, a la larga es lo menos aconsejable y más nefasto
• Siempre habrá en el reino de Dios personas como Abraham y gestos como el de Lot, queda en nosotros que ejemplo imitar y cual ejemplo desechar
• Todos sabemos aquello que hacemos. Aquí no vale decir: “No me di cuenta, lo hice sin querer…”
• Que el hijo de Dios anhele edificar su fe con metales preciosos y no con materiales desechables
• Muerte del yo implica desaparición de toda codicia(6)
• Seamos prudentes no nos dejemos engañar por el diablo: No codiciemos. Dios ve y es Justo y Bueno

Pasaje bíblico

Génesis 12

Génesis 12:1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
12:2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
12:3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.
12:4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.
12:5 Tomó, pues, Abram a Sarai su mujer, y a Lot hijo de su hermano(7) , y todos sus bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron.
12:6 Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo(8) estaba entonces en la tierra.
12:7 Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.
12:8 Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová.
12:9 Y Abram partió de allí, caminando y yendo hacia el Neguev.
12:10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra.
12:11 Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto;
12:12 y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida.
12:13 Ahora, pues, di que eres mi hermana(9) , para que me vaya bien ¿?(10) Por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti(11) .
12:14 Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera.
12:15 También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón.
12:16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos.
12:17 Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram(12) .
12:18 Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer?(13)
12:19 ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete.
12:20 Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía.


Preguntas al texto

a. Abraham y Jesús de Nazaret (I)


Génesis 12

1- ¿En dónde había nacido Abraham según Gn. 15 en la nota al pie(14) ?


2- ¿Entonces Abraham era babilónico?



3- El padre de la fe judeo-cristiana no era israelita por esta sencilla razón: En su sentido territorial Israel no existía. Debate sobre esta afirmación. Cuestiónela y póngala en duda a la luz de la Palabra de Dios, escudriñe.



4- ¿Qué impresión le causa que el padre de la fe judeo-cristiana haya sido babilónico y que Babilonia estaba ubicada en el territorio donde hoy se ubica Irak? ¿Y si Abraham fuese iraquí?



5- ¿Está de acuerdo con la guerra contra Irak?

a. Sí
b. No

¿Por qué?


6- ¿En que tiempo verbal habla Dios a Abram en Gn. 12: 1 – 4? ¿Por qué cree que le habla en este tiempo verbal?



7- ¿Hay alguna relación entre la fe y el tiempo verbal al que aluden dichos versículos? Compare con el versículo de 2 Corintios que figura en la nota al pie(15) .



8- ¿Qué indicaciones le da Dios a Abraham en Gn. 12: 1?




9- ¿Qué hace Abraham según Gn. 12: 4?




10- ¿Qué relación tenía Lot con Abraham? Era:

a. Hijo
b. Tío
c. Cuñado
d. Sobrino
e. Hermano
f. Amigo
g. Enemigo
h. Nada
i. No se
j. Otra opción




11- Según Gn. 12: 10 ¿Puede usar Dios circunstancias negativas?

a. Sí
b. No
c. No se
d. No me interesa
e. Otra opción




12- ¿Pasaron hambre Abraham y su familia? Compare con el versículo del Salmo 37 en la nota al pie y en su vida(16) . Encuentra alguna relación entre el pasaje de Génesis y el versículo del Salmo 37.





13- Hoy la realidad de la comunidad de fe que es la iglesia tiene otras circunstancias que las que vivió Abraham.
Planteo: A la luz del siguiente pasaje en la nota al pie(17) ¿Puede haber algún indigente en la congregación?


a. Sí
b. No
c. No se
d. No me importa
e. Otra opción

Notas al pie


Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Mateo 5:9
Quien tiene plena confianza en Dios no confía en las cosas materiales ni en poderes temporales sino en la justicia divina. El profeta Habacuc decía: “Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.” Habacuc 2:3
Nuestros ojos carnales siempre nos hacen instalar nuestras tiendas en la “ciudad del pecado”, en este caso Lot puso sus tiendas en Sodoma nada más y nada menos.
Dios dice alza tus ojos y mira porque sabía que el mirar de Abraham no era codiciar la tierra sino el amor a Dios y a su propósito. Este es el mirar que Dios quiere y que tuvo el padre de la fe. El no codiciaba y Dios se lo otorgó, Lot codiciaba y Dios se lo quitó. Hoy es exactamente igual, ya que Dios es el mismo: “Toda buena dádiva, y todo don perfecto es de lo alto, que desciende del Padre de las lumbres, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Santiago 1:17
Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesús, el Cristo.
Y si alguno edificare sobre este fundamento oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca;
la obra de cada uno será manifestada, porque el día la declarará; porque por el fuego será manifestada; y la obra de cada uno cual sea, el fuego hará la prueba.
Si permaneciere la obra de alguno que prosiguió el edificio, recibirá el salario.
Mas si la obra de alguno fuere quemada, será perdida; él empero será salvo, mas así como pasado por fuego. 1Co 3:11 - 15
Con Cristo estoy juntamente colgado en el madero, y vivo, no ya yo, sino vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo por mí. Gal 2:20
Aparentemente el padre de la fe no obedece del todo los requisitos antedichos por Dios
CANANEOS
TRIB vet, Los descendientes de Canaán, hijo de Cam, agrupados en las distintas ramas de los jebuseos, amorreos, gergeseos, heveos, araceos, sineos, arvadeos, zemareos, y hamateos. Su territorio era «desde Sidón, en dirección a Gerar, hasta Gaza; y en dirección de Sodoma, Gomorra, Adma y Zeboim, hasta Lasa» (Gen_10:15-19). En Gen_15:18-21, donde la tierra prometida a Abram se extiende al río Éufrates, se mencionan diez naciones: los ceneos, cenezeos, cadmoneos, heteos, fereceos, refaítas, amorreos, cananeos, gergeseos y jebuseos (cp. Deu_7:1; Jos_3:10). Aquí y en otros pasajes los cananeos son solamente un pueblo entre varios; en otros pasajes el término cananeo parece incluir a cualquiera de los habitantes de Canaán, como en Jos_17:12, 13; Neh_9:24; Oba_20; Zec_14:21Este mismo término es traducido «mercader» en Job_41:6; Pro_31:24; Isa_23:8; también en Zec_14:21podía significar «no habrá más mercader en la casa de Jehová de los ejércitos» (como lo traduce la versión RV 1960; cp. Joh_2:16).

El padre de la fe ¿mintiendo?
“…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:32
Abraham confiaba en su astucia y en su lógica, no en la promesa de Dios y así le fue con el faraón en un principio.
El pecado de desobediencia de Abraham lo estaba padeciendo el Faraón quien no tenía conocimiento hasta entonces que Abraham había faltado a la verdad.
No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gal 6:7
Y le sacó fuera, y dijo: Mira ahora a los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu simiente.
Y creyó al SEÑOR, y se lo contó por justicia.
Y le dijo: Yo soy el SEÑOR, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra. Gen 15: 5 – 7
“(porque por fe andamos, no por vista)”; 2Co 5:7
Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su simiente que mendigue pan. Salmo 37:25
Porque ya sabéis la gracia del Señor nuestro Jesús, el Cristo, que por amor de vosotros se hizo pobre, siendo rico; para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.
Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene a vosotros, que comenzasteis, no sólo a hacerlo, sino también a ser solícitos desde el año pasado.
Ahora pues, llevad también a cabo el hecho, para que como fue pronto el ánimo de la voluntad, así también sea en cumplirlo de lo que tenéis.
Porque si primero hay la voluntad pronta, será acepta por lo que tiene, no por lo que no tiene.
Porque no digo esto para que haya para otros desahogo, y para vosotros apretura;
sino para que en este tiempo, por la equidad, vuestra abundancia supla la falta de los otros, para que también la abundancia de ellos otra vez supla vuestra falta, y haya igualdad;
como está escrito: El que recogió mucho, no tuvo más; y el que poco, no tuvo menos. 2Co 8: 9 – 15.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada